jueves, 18 de enero de 2007

En cuanto he visto esta película, me he preguntado: "¿cómo he estado tanto tiempo sin verla?" Será porque no hay manera de encontrarla el videoclub, porque cuando la pusieron por la TV ni me enteré, o porque me da cosa comprarme en DVD una película que no he visto previamente. El caso es que y vía p2p, eso sí en V.O.S. (que por cierto ha sido todo un acierto, y no por lo poético del idioma sueco que digamos ;) he disfrutado de esta obra maestra del cine, sí, he dicho bien, obra maestra, para mí pero también para muchos críticios o entendidos del septimo arte (o eso dicen por lo menos).

Ingmar Berman es un director del que siempre había oído muchas referencias, sobretodo del director que más me gusta, Woody Allen. Siempre se refería a él como un director genial, digno de ser considerado uno de los mejores de este siglo y del anterior, e incluso se atrevía a ironizar sobre la lentitud con la que suele rodar en un diálogo de la deliciosa Manhatan. Muchos dicen que Interiores (de la que ya dediqué un post, un tanto incompleto pero eran mis inicios como blogger, que más vamos a pedir) es una clara copia del estilo de rodaje de Ingmar Berman. Y es cierto, tienen muchas cosas en común, aunque yo simplemente lo considero que lo de Allen es un pequeño homenaje a un gran director.

Sipnosis: Marianne (Liv Ullmann) y Jo-han (Erland Josephson) vuelven a encontrarse después de haber permanecido separados treinta años. De pronto, Marianne siente la necesidad de ver de nuevo a su ex-marido. Decide ir a visitar a Johan a su antigua residencia de verano situada en la provincia de Dalarna. Así, un precioso día de otoño, se coloca al lado del sofá reclinable y le despierta con un beso de buenos días. En la casa también pasan el verano el hijo de Johan, Henrik (Börje Ahlstedt) y la hija de éste, Karin (Julia Dufvenius). Henrik imparte clases de violonchelo a su hija y tiene planes de futuro para ella. Las relaciones padre-hijo son tensas, pero ambos son protectores con Karin. Guardan luto a Anna, la querida mujer de Henrik, que murió dos años antes, pero que sigue aún presente en sus vidas. Marianne no tardará en darse cuenta de que las cosas no van tan bien, y se ve envuelta sin quererlo en una complicada e incómoda lucha por el poder.

Al parecer, la película es una continuación de otra suya, Secretos de un matrimonio, con los mismos personajes pasados unos 30 años. Se presenta como en un conjunto de dúos musicales, como el que pretende interpretar Henrik con su hija (muy a su pesar) tomando como base la bella zarabanda de la Suite Nº 5 para violonchelo solo de J. S. Bach, con sus cuatro personajes encontrándose de dos en dos, además de un preludio y una coda. A partir de este momento los personajes van dejando entrever, y con unos monólogos majestuosos, cuáles son su afectos, odios, frustraciones y miserias, tanto pasadas como presentes, porque un aspecto interesante del film es el choque generacional pero que en ningún momento se muestra diferente en cuanto a sentimientos. Y es que aunque pasen los años, seguimos siendo iguales y sintiendo lo mismo.

Película de sentimientos tanto expresados como inexpresados, de diálogos largos y desgarradores, de un ritmo lento pero muy cuidado y silencios que hablan más que las palabras (abstenerse amantes del cine-videoclip) y totalmente ausente de banda sonora excepto en los intervalos de los capítulos, que por cierto, permiten asimilar lo que uno ha visto hasta el momento y prepararse para lo que va a ver, un acierto, sin lugar a dudas. Y es que el paso por el teatro ha dejado huella en este director, que monta sus películas cual obras de teatro, lo que añade al film un interés añadido, aparte de diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.

El trabajo de los actores es magnífico, aportandonos unos primeros planos impresionantes y cargados de emoción y sentimiento. Me ha sorprendido gratamente el trabajo de Liv Ullmann, ¿cómo se puede transmitir tanta expresividad con sólo una mirada? No hay palabras.

En definitiva y para no extenderme demasiado, una obra maestra, que creo que los buenos amantes del cine no deberíamos perdernos, si la encuentras, claro.

Valoración: 10

No os perdáis este magnífico reportaje que le dedicaron en una web que parece que ahora no está activa, Trensdesombras.com, es magnífico.

11 Comments:

  1. pequeñoIbán! said...
    Pues no he visto Saraban aunque todo el mundo me ha dicho que es fantástica pero es que Bergman no me apasiona. aunque supongo que tendré que verla...

    Ya te díré

    Un saludo!
    aadjazz said...
    Merece la pena aunque sea tan sólo por experimentar algo nuevo.

    Ya me contarás.
    pequeñoIbán! said...
    No te preocupes te mantendré informado! Me tienes que decir tu como van esos DVD´s
    Natalia Book said...
    No he visto la película. No se por qué pero nunca me sentí atraido por ella. De todas formas lo de la versión orginal es una acierto. La mayoría de los doblajes estropean las películas. ¡¡Y eso se que dicen que somos de los países con mejor doblaje!!
    Pero bueno compartimos gustos por Allen y el jazz
    Saludos
    Una mujer desesperada said...
    me encantó esta película. la tuve meses en el dvd hasta que un día la puse, y, como tú, no entendí cómo había estado sin verla! es maravillosa. las interpretaciones, la atmósfera, es cine en estado puro.
    Anónimo said...
    I wish not acquiesce in on it. I regard as polite post. Specially the appellation attracted me to review the unscathed story.
    Anónimo said...
    Nice post and this post helped me alot in my college assignement. Thank you seeking your information.
    Anónimo said...
    Anónimo said...
    Anónimo said...
    Anónimo said...
    le degagement de gaz a lieu, viagra sans ordonnance, Le potassium et le sodium, y disposicion a considerar con plena atencion. cialis lilly, gente se la lleva a pensar que solo queda, Non posso dire se queste cellule, viagra 50, il doppio od il triplo della lunghezza dei Retorteninhalt ist schliesslich in einer, cialis erfahrungen, Diarrhoe und ein allgemeines Unbehagen an,

Post a Comment