jueves, 22 de marzo de 2007

Los cuentos de hadas y de princesas han alimentado la imaginación de pequeños y no tan pequeños deseosos de descubrir el mundo que les rodea. Sus princesas de mundos imaginarios, sus hadas y ninfas y sus faunos han sido personajes entrañables y conmovedodores con los que todos hemos crecido, y con los que hemos llegado a digerir más facilmente las alegrías y tristezas que la vida nos ha dado, gracias a que en nuestra imaginación ya ocurrió. Porque para eso están los cuentos, para que el pequeño llegue a experimentar sensaciones que le serán útiles en la vida, emociones a las que tarde o temprano tendrá que enfrentarse.

Por ello, el personaje de esta historia primero imagina y luego experimenta. Primero cree que está en su mundo imaginario pasando las diferentes pruebas que su fauno particular le propone, para luego afrontarlas en la vida real. ¿Qué hubiera sido de ella si no tuviera imaginación? Está claro que no habría aguantado tanta crueldad e inhumanidad, crueldad, por cierto, propia de la posguerra y que fueron tan comúnes a muchos jovencitos de la época, en la que una España desgarrada se empeñaba en arrebatar sus ilusiones, mientras unos pocos (pero que muy pocos) resistían en el bosque de forma casi heróica.

Pero no hay cuento si no hay alguien que sabe contarlo, y en esta ocasión Guillermo del Toro se ha convertido en un "cuentacuentos" muy especial, contándonos la dos versiones del mismo cuento, la imaginaria y la real. Y lo hace marcando los ritmos, ambientando perfectamente la historia y consiguiendo que los actores den lo mejor de sí. Aunque cómo no hay "cuentacuentos" perfectos, éste tampoco lo es, teniendo ciertas fisuras en su historia y cómo en casi toda alegoría, que el espectador se pierda en los simbolismos o que simplemente los considere vanales y sin sentido, haciendo falta que se regale un manual del buen entededor de cuentos junto con la película.

Aunque lo que está claro es que nuestros universos particulares a veces se hacen realidad, y en esta ocasión Guillermo del Toro lo ha logrado con un resultado más que notable, trasladando a la gran pantalla lo que en nuestras mentes habitaba por mucho tiempo.

Mi valoración: 8,5

9 Comments:

  1. MacGuffin said...
    Del Toro tiene una gran imaginación, sin duda. Este Laberinto es, como tú dices, un cuento de hadas tal y como se pensaron en un principio. A mí me encantó.
    Himnem said...
    Me encanta!!! Guillermo del Toro es un TOLKIEN!, y eso que todavia es "joven", estoy deseoso de ver todas sus pelis futuras!! xD
    ramon balcells said...
    Es, sin duda, una de mis películas favoritas. Fue uno de esos films que me impresionó mucho, no sólo por su inagotable imaginación, sino también por lo dura que era. Sin dudarlo, le pongo un 10!
    saludos!
    Cineahora said...
    Tanto "La vida de los otros" como "El laberinto del fauno" me parecen obras maestras (sí, sí, y no es que abunden en estos tiempos!).
    Y, como señalas, son muy distintas como para compararlas.

    Me encanta "El laberinto...", pero aún así aplaudí que el óscar a la merjor película de habla no inglesa fuera para la alemana (y es que sólo competía en este apartado).

    Un saludo, y ya me contarás más sobre el proyecto de "Deseando amar" y "2046" !
    Marco Velez said...
    El Laberinto se convirtio en mi pelicula favoita del año hasta ahora. Es impresionantemente buena. No soy de los que le gustan las peliculas de cuentos de hadas pero El Laberinto es impresionante.

    Saludos desde Colombia.

    http://cine.marcovelez.net
    Anónimo said...
    Anónimo said...
    Anónimo said...
    Anónimo said...

Post a Comment