jueves, 21 de junio de 2007

(I'm back, por fin ha pasado todo el jaleo de los exámenes, y la verdad es que han ido mejor de lo que esperaba. A partir de ahora espero cumplir con este blog, en la medida que pueda, claro)

Cuando un asesino logra matar a alguien en vida, ha colmado todas sus expectativas. A través de muertes reales, un asesino puede lograr que los que estén a su alrededor mueran también, y no hay peor muerte que la que en vida misma un ser humano puede sufrir. Zodiac lo consiguió, mató en vida a los que se obsesionaron con sus asesinatos, a los que a través de los años tuvo pendientes de una pequeña pista que les dieran con el "asesino del Zodiaco" y que por fin acabara con su persecución obsesiva. Zodiac se atribuyó decenas de asesinatos, aunque los únicos que estaban demostrados eran cuatro: dos periodistas y dos policías.

Y es que David Fincher ha dado una nueva vuelta de tuerca al thriller, después de ser uno de los grandes influenciadores del thriller moderno con Se7en, Fincher nos devuelve al cine policíaco de los 70, a las narraciones contadas con ritmo aparentemente lento pero sin descanso. A veces en tono de documental, a veces en tono terrorífico o a veces realista, Zodiac se convierte en una película inteligente y reposada. Porque uno de sus grandes valores está en proporcionarnos tanta información sin que nos saturemos, de forma paulatina vamos asimiliando todos los datos que los policías y periodistas tenían en sus manos para que lleguemos a nuestra propia conclusión, si bien la película hace un guiño sobre quién pudo ser el asesino. Terminando en una rigurosa construcción de lo que pudo ser.

En su contra juega que el ritmo se vuelve en ocasiones demasiado lento, proporcionándonos la sensación que estamos perdiendo el tiempo viendo cómo los investigadores seguían pistas falsas, o como tras un lapsus de algunos años que no se sabía nada de él, la película iba sin ningún rumbo concreto. Quizás es lo que quería transmitir el director, pero está claro que puede provocar en nosotros la completa y total desesperación. Y si a esto le unimos que por momentos estamos ante un documental puro y duro la decepción puede ser mayúscula.

Si bien, cuando todo parece que no tiene rumbo alguno, la película vuelve a retomar su sentido y nos proporciona momentos inolvidables, como por ejemplo, la entrevista con el hombre de la fábrica, un ejemplo magistral de narrar de formas distintas e independientes: con lo que cuentan sus actores y lo que cuenta la cámara, un trabajo de montaje y realización excelentes.

El tono sobrio que domina a la película resulta tremendamente atractivo, y no apto para amantes del cine videoclip. Y es que Fincher se deja de efectismos, de movimientos de cámara espectaculares o de secuencias persecutorias a cámara lenta, para demostrarnos que la sobriedad se puede convertir en obra de arte y a la vez formar una película entretenida, cosa que muchos deberían tomar nota (Mann, JJ. Abrams y compañía, por poner un ejemplo ;-)

Siendo un psico-thriller, Zodiac pretende retrarnos la obsesión de sus protagonistas por alcanzar al asesino, logrando que las actuaciones de sus actores sean magníficas. Sin embargo, ese retrato obsesivo da la sensación de estar incompleto, nunca deja entrever la profundidad de las obsesiones, no llega a lo más hondo de los personajes o de sus motivos.

Por lo que en definitiva, tenemos ante nosotros una obra maestra de cine policíaco, aunque por otro lado irregular en algunos aspectos, y a pesar de la legión de fans que ha logrado en la blogosfera, un servidor no cae en el elogio fácil y entusiasta. Es un psico-thriller muy bien montado y estructurado llevado de forma ingeniosa e inteligente, pero que a ratos se hace exasperante. Aunque, por otro lado, cuando uno se para a pensarlo en realidad no deja de ser como la vida misma: lenta y amarga. Y es que Zodiac consiguió grandes crímenes, pero los más efectivos fueron matar a cuatro hombres en vida de forma paulatina e inexorable.

Mi valoración: 8,5

9 Comments:

  1. MacGuffin said...
    Amén. :-) Poco más que añadir. A mí me gustó mucho, pero también es que las pelis de los 70 tipo "Klute" me encantan, así que todo influye.
    Una mujer desesperada said...
    tengo muchísimas ganas de ver esa película! he oído opiniones de todo tipo, aunque de la tuya me fío mucho! bienvenido de nuevo!
    Cineahora said...
    Un thriller como la vida misma, y además sabiendo captar toda esa esencia y atmosfera de los setenta. Ni siquiera hace falta haber vivido esos años para que sepa meternos allí.
    Sobre Zodiac, a parte de algunos asesinatos, uno acaba teniendo la sensación que en realidad era un "fantasma", ¡vaya! que le gustaba alardear de otros crímenes que no había cometido para seguir "jugando" a su manera durante años y años.
    Y lo fácil que es caer en la obsesión...

    Saludos, Jazzman.
    Las telepatéticas said...
    Hola,

    He visto que eres de Rota, pues espero me conserves el buen tiempo y la bonita estampa, en agosto estaré por ahí.

    Ahora no me queda más remedio que ver esa película.

    Gracias
    pequeñoIbán! said...
    pues sabes que aún no la he visto... per vamos creo que me gustará.

    Así que a cumplir con el blog? A mi aún me quedan exámenes y no sé muy bien luego como retomarlo!

    un abrazo!
    BUDOKAN said...
    Parece que esta es la confirmación definitiva de Fincher como uno de los nuevos maestros del cine. Y lo bien que ha trabajado para ganarse ese lugar. Saludos!
    jazzman said...
    Está claro que en general la peli ha gustado mucho, que quede claro que me ha gustado, pero no me he convertido en un apasionado de la película.

    Una mujer desesperada, no te la pierdas, de verdad.

    Cineahora, la verdad es que la ambientanción es tan extraordinaria que se hace totalmente natural, nada de postín.

    Las telepatéticas, pues nada que disfrutes de la estancia en esta tierra de vino, pesacaito frito y mar.

    pequeñoiban, cuanto tiempo! me alegra que estes medio de vuelta. Hombre, yo ando bastante ocupado, pero siempre hay un huequecito para escribir, aunque sea de vez en cuando.

    budokan, están en lo cierto, si con el Club de la lucha ya dio el campanazo ahora lo ha vuelto a hacer pero de una forma totalmente distinta.

    Saludos a todos!
    Ignacio said...
    Muy buenas!!

    A mi personalmente Zodiac me gusta pero no me convence, no me llena. Me gusta mucho la intensidad, la trama va fluyendo bien, pero son demasiados ir y venir que hacen que la película no vaya realmente a ningún lado.

    Si se entiende como la autodestrucción de las personas que intentaban desentrañar el misterio la verdad es que gana más, pero como historia en sí la verdad es que no me convenció.

    Vamos, que no sé si es una historia que merezca la pena ser contada, a eso es lo que me refiero. A mi sobre todo me quedó el regusto amargo al final cuando dices. Y todo... ¿para esto?

    De todas maneras sigo debatiendome sobre si me ha gustado o no. Supongo que tendré que volver a verla! :)

    Saludos!!
    Alex said...
    Tan aparente como vacía. No me gustó, no porque sea mala, que no lo es, sino porque no me aportó nada más allá de la fría mirada de Fincher y su obsesión por cerrar una historia que carece de final. Brillante a ratos, pesada con frecuencia, aséptica siempre. El oficio no es maestría. Fincher es un artesano habil pero no un maestro.

    Dicho todo esto sin menospreciar tu opinión ni la de las hordas de defensores de la película, por supuesto.

    Saludos, Jazzman.

Post a Comment