lunes, 29 de enero de 2007

Aunque hoy nos hemos levantado con la resaca de los premios Goya 2006, no voy a entrar en debates de quién se ha llevado los premios y porqué, o si se lo debería haber llevado tal y cual, ese trabajo se lo dejo a otros, si queréis consultar la lista de ganadores lo tenéis aquí, aunque me gustaría expresar mi alegría por los premios a Volver, excepto el de mejor actriz ;)

Bueno, vamos a lo que vamos y destacaré lo más positivo de mi fin de semana en cuestión de películas, porque aparte de ésta he visto "Noche en el museo" (no preguntéis porqué, porque ni yo mismo lo sé, no creo que ni se merezca un post) y "Entre abril y julio". De ésta última simplemente decir que es una película rodada en formato digital, sencilla, sin pretensiones y que crea el efecto que quiere, aunque tampoco es una obra maestra, pero sí que aporta algo diferente y fresco al cine español.

El caso es que lo mejor que he visto este finde ha sido esta maravilla de película que se llama "Nueve vidas", dirigida por Rodrigo García, hijo del escritor Gabriel García Márquez (me acabo de enterar, que conste), y que se ha destacado por sus rodajes para series de TV como "Carnivale", "Big Love" y el piloto de "Six degrees", ésta última mi gran decepción de este año pasado, por su cancelación quiero decir.

Película que tiene un planteamiento muy interesante, y es mostrar unos 15 minutos de la vida de 9 mujeres que no se conocen entre ellas pero que por alguna razón están relacionadas, aunque esta relación es tan sólo una excusa para enlazar las historias puesto que no tienen más trascendencia. Pero si nos fijamos en el aspecto que la película está rodada en tiempo real, es decir los 15 minutos pasan tal cual sin cortes, ni montajes, estamos ante una película diferente y realmente interesante.

Es cierto que es muy difícil explicar la vida de una persona en 15 minutos, y de hecho esa sensación te da, sobretodo en una de las historias en particular en la que parece que todos los 15 minutos de su vida son realmente intensos y agobiantes. Por ello, resultan más interesantes las que simplemente pretenden mostrar un pedazo de vida o aspecto curioso de la misma, destancando la primera historia sobre la vida carcelaria o la última con el pic-nic en el cementerio. Pequeñas pinceladas de la vida que hacen que el día a día se convierta en algo diferente, con sus alegrías, desgracias, felicidad o infelicidad.

Pero sobretodo es una película de relaciones humanas que se resisten a aceptar su final: parejas rotas, vidas sin horizontes, recuperar un pasado feliz, comenzar desde cero... Y aunque ninguna de las historias sabemos cómo termina crean una fuerza conjunta bastante fuerte, resultándonos algunas más interesantes que otras.

Es muy destacable el trabajo de las actrices, magníficas muchas de ellas, destacando una pulcra interpretación de Amanda Syfried y la siempre estupenda Glenn Close.

En definitiva, una buena película para disfrutar de una tarde de domingo lluvioso y frío (como fue mi caso), y en la que a los que nos gusta ver cosas diferentes seguro que vamos a aprovechar mucho.

Mi valoración: 8,5

Más información en Blogdecine.

2 Comments:

  1. pequeñoIbán! said...
    En efecto una película bella para un día lluvioso, como el que hoy se avecina por ejemplo... a mi la historia que más me gusta es la de Robin Wrigt Penn en el supermercado... me pareció absolutamente genial

    Alegría por Volver yo también. Pero a mi en cambio el que me chirría es el de música, la nana del Fauno era mejor!

    Un saludo!
    Cinematic said...
    Cosas que diria con solo mirarla me gustó mucho. Ya publiqué mi crítica en mi blog. En cambio, este parece un copia-pega descarado. Todo igualito, las historias, las actrices, el montaje. No sé si la veré.

Post a Comment