viernes, 8 de febrero de 2008

Mirando a la profundidad del vacío de nuestro interior, no nos damos cuenta de la belleza del paisaje exterior, incluso si lo que hay fuera es la hermosa París, la oscuridad eclipsa todo lo demás. Quizás por eso necesitemos a un angel, un angel que cambie nuestra vida, que cure nuestras heridas, que nos enseñe a mirarnos al espejo. No importa si ese ángel no conoce su pasado ni su propia identidad, su presencia lo cambia todo.

Ya hemos pasado por ahí antes, pero ahora todo se ve con otros ojos, los puentes sobre el río Sena, la catedral de Notre-Dame, la Torre Eiffel e incluso la luna, ahora todo es mucho más bello, a pesar de seguir siendo un mundo en blanco y negro. Saltar del mismo puente por segunda vez significará un nuevo comienzo, aquel dónde por fin podremos mirarnos al espejo.

Valoración: 7,5

Lo mejor: Su cuidada fotografía y momentos resueltos con hermosos diálogos.
Lo peor: A veces infatil y a veces grotesca.

2 Comments:

  1. Cinematic said...
    Holaa!! Joe, no sabía que continuabas con el blog. Bueno, mejor tarde que nunca para comentarte, no? ;)

    La verdad es que le tengo muchas ganas a esta peli, a ver cuándo la estrenan por aquí, si es que se estrena...
    Besson tiene peliculones como "Leon, el profesional", otras entretenidas, y su incursión en el cine de animación (Arthur y los Minimoys) me resultó simpática. A ver qué hace con esta, porque este tío es la mar de irregular. Si no se apresuran a estrenarla luego que no se quejen de las descargas P2P.

    Saludos!!
    jazzman said...
    Pues sí, yo tampoco me lo creo, aunque ahora no comento tanto en otros blogs por el tema tiempo y demás, así que no te extrañe si no te dejo comentarios en el tuyo.

    En cuanto a Bresson, decirte que para mí "Leon, el profesional" es su mejor película, lo demás son sólo experimentos sin sentido e igual éxito.

    Saludos!

Post a Comment